martes, 23 de junio de 2009

El Castillo Ambulante

Título original: Hauru no Ugoku Shiro
Director: Hayao Miyazaki
Año: 2004 (2006 en España)

Sophie es una joven de clase humilde que trabaja en la sombrerería que fuera de su padre.

Un día, al salir de la tienda, unos guardias comienzan a molestarla. En ese momento aparece un misterioso joven que la ayuda a escapar de los guardias. Sin embargo, como consecuencia de este encuentro, se ve implicada en una persecución peor.

Una vez más el misterioso joven sin identificar (aunque no es necesario ser una persona muy perspicaz para adivinar la identidad de este joven) pone a Sophie a salvo, tras lo cual se marcha.

Por la noche, al volver a su tienda, recibe una inesperada visita de la Bruja del Páramo y, tras enfrentarse a ella, es víctima de un encantamiento que cambiará por completo su vida.

Una vez más Miyazaki nos adentra en un mundo de fantasía, donde las brujas, los espíritus y los encantamientos son tan normales como los humanos.

Lo normal, y más adecuado, al hacer una crítica es tratar tanto lo bueno como lo malo del objeto de la misma. Sin embargo, diría que no soy capaz de encontrar ningún defecto evidente a esta película. La historia me encantó: es una historia preciosa, cargada de sentimentalismo e incluso con algunas notas de humor, si bien en este punto es necesario mencionar el importantísimo papel de Diana Wynne Jones, la autora del libro en que está basada la película.

Los personajes son muy interesantes con unas personalidades muy marcadas que evolucionan y maduran a lo largo de la película.

El dibujo es simplemente brillante. Actualmente, con la entrada de las nuevas tecnologías a las técnicas de dibujo, el cine ha ido evolucionando hasta alcanzar un nivel muy distinto del que tuviera hasta no hace tantos años. Es cierto que mediante estas nuevas tecnologías hemos podido disfrutar de películas y series admirables. Sin embargo, para mí, es mucho más admirable ver cómo todavía quedan artistas que trabajan con métodos más "aniguos" consiguiendo unos resultados igualmente admirables; y ese es, precisamente, el caso de esta película. Me encanta ver cómo, sin necesidad de ordenadores que creen las expresiones de los personajes, se consigue reflejar en los rostros de éstos todo lo que se reflejaría en la cara de una persona que se viese envuelta en una situación similar. Podría comentar mucho más acerca del maravilloso dibujo de esta película, pero me arriesgaría a hacer algún spoiler a aquellos que no la conozcan, por tanto prefiero que lo veais por vosotros mismos.

Lo único negativo que se me ocurre es que es una película bastante predecible. Sin embargo, no es un aspecto suficientemente malo como para que no merezca la pena verla.

Como curiosidad, esta película ha sido galardonada en repetidas ocasiones tanto en Japón como en el panorama interlacional. Ha recibido premios tan importantes como el Premio del público a la mejor película del Festival de Sitges y el Golden Osella de la Mostra de Venecia, ambos en 2004.

En definitiva, es una película muy recomendable, y estoy segura de que os hará pasar un buen rato en compañía de sus magníficos personajes.

Puntuación: 9

1 comentario:

Agnes_Mare dijo...

Ala! esta tampoco la he visto xD, si, se que es un delito xD, pero no he tenido oportunidad de verla! T_T.

Me has abierto el apetito para verla, ya que estoy segura de que me gustara mucho!

TQM!!!